Blogia
Me voy de viaje

Costa Rica IV: Miscelánea

Costa Rica IV: Miscelánea

Creo que ya he escrito sobre los temás más importantes de Costa Rica (Transporte, Lugares de interés y Alojamiento) así que voy a terminar esta mini-serie con un artículo de consejos y curiosidades de ese país.

  • Desplazamientos: como ya comenté, por pequeña que sea la distancia que separa 2 sitios se suelen necesitar varias horas para recorrerla debido al estado de las infraestructuras y, en el caso del bus público, a las múltiples paradas que se realizan.
  • Robos: afortunadamente no tuvimos ningún problema, pero parece que hay que tener cuidado con los coches de alquiler y no dejar nada si se aparca en la calle. Los vehículos están preparados para evitar la tentación y no disponen de bandeja en el maletero, para que se vea claramente que no hay nada en su interior.
  • Perezosos: un animal fascinante, es el que mejor y durante más tiempo ha sabido adaptarse al medio y evolucionar. Puede verse en diversos sitios por todo el país.
  • Amabilidad: la gente resulta ser, en general, muy atenta con los extranjeros que invadimos su país. En algunos casos incluso de diría que están deseando que les preguntes algo para ayudarte.
  • Mosquitos: no suelen molestar, pero cuando atacan de verdad puedes encontrar auténticas nubes y les da igual el repelente que te pongas. Se recomienda llevar mosquitera ya que algunas habitaciones están abiertas y te puede caer un saltamontes (o similar) de 10 centímetros encima, doy fé.
  • Horarios: amanece bastante pronto, al menos en el mes de julio, y se hace de noche sobre las 6 de la tarde. La vida y el transporte empiezan también con la luz, por lo que conviene madrugar un poco para aprovechar el día.
  • Avionetas: si le tienes cierto respeto a los aviones, es mejor que no cojas vuelos internos. Sobre todo en aeródromos como el de Bahía Drake, donde un empleado bajo un techo de hojalata te pesa el equipaje con una balanza desmontable. Eso si, las vistas de la península de Osa merecieron la pena.
  • Botas de hule: las típicas botas de lluvia que llevábamos de pequeños pueden resultar muy útiles en algunos caminos embarrados. En Tortuguero, por ejemplo, es obligatorio usarlas cuando llueve. Se pueden alquilar en cualquier sitio.
  • Comida: bien en general, aunque algunas veces resulta difícil salirse del arroz con frijoles (beans). En la costa del Caribe merece la pena probar el marisco y el pescado.
  • Cascadas: en muchos parques y reservas puedes acceder fácilmente a estos pequeños rincones paradisíacos donde darte un baño.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

PITO -

NO RENTEIS COCHES EN LA AGENCIA TRICOLOR.MAL TRATO,PROBLEMAS,Y UN ALTO DEPOSITO QUE AUN,PASADO YA MUCHO TIEMPO NO ME HAN DEVUELTO.QUIERO MI DINERO¡¡¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres