Blogia
Me voy de viaje

La seguridad en los aeropuertos

La seguridad en los aeropuertos

Me gustó uno de los reportajes que emitieron anoche en Malas Compañías, de La Sexta: el que ponía en tela de juicio las medidas de seguridad en los aeropuertos.

Manel Fuentes y su equipo explicaban, sin dar los nombres de los compuestos químicos, lo sencillo que resultaba fabricar una mini-bomba casera con unos pocos líquidos al alcance de cualquiera. Y para ello no necesitaron usar más de 100ml. de cada uno de ellos, límite que aplican en Aviación Civil para que podamos subir dichos productos a bordo.

El presentador y unos de sus compañeros demostraron que podrían haber subido al avión (de hecho, lo hicieron en uno de los casos) con los líquidos en cuestión, sin ningún problema. Resulta curioso que a Manel si que le requisaran los cubiertos metálicos y una botella de vino que llevaba en su equipaje, a pesar de que luego, en el propio avión, le sirvieron la comida con tenedor y cuchillo de metal.

Este tipo de incongruencias y arbitrariedades, que tanto cabrean a los usuarios, fue otro de los puntos en los que incidieron durante el reportaje. Recuerdo que en uno de los últimos vuelos que cogí me hicieron quitar las zapatillas porque parecían botas y uno de mis amigos lo evitó... ya que sus botas parecían zapatos.

Tampoco parece tener mucho sentido que, tras pasar el control de seguridad, puedas adquirir en las tiendas del aeropuerto los mismos productos que te acaban de requisar. Sinceramente, dudo que alguien revise lo que allí venden. ¿Negocio? Muchos así lo creen.

Mencionaron además una noticia que más bien parece una broma: en los baños del Aeropuerto de Houston le escanean los genitales a los hombres. Espero que no sea cierto o nos estamos volviendo paranoicos.

Ya hablábamos el año pasado del exceso de seguridad en los aeropuertos, pero pocas cosas han cambiado desde entonces. Filas eternas, controles y más controles (¿qué vas a encontrar revisando mi maleta "a mano" que no hayan visto ya los Rayos X?), gente arremolinada alrededor de una máquina que no hacer más que pitar, con sus pertenencias en alguna bandeja sin controlar, muchas veces descalzos y semi-desnudos,...

Me quedo con un par de frases, no todas, de las declaraciones de Bruce Schneier sobre la seguridad en los aeropuertos:

Es estúpido gastarse el dinero para que los terroristas cambien de planes. Si evitamos que vayan a los aeropuertos atacarán otros objetivos, como un hotel en Bombay...

Hay un gran factor de «salvar el culo» en política, pero desafortunadamente no nos hace más seguros.

Y para no terminar con mal sabor de boca, ahí va lo que podría ser una buena noticia: Un escáner podría acabar con la prohibición de líquidos en el equipaje de mano. Por lo visto, el Aeropuerto de Newcastle está probando un nuevo escaner capaz de "atravesar" las paredes de cualquier tipo de recipiente y detectar si contiene algún tipo de explosivo líquido. Parece ser que la máquina es capaz de analizar la composición química de los fluidos, ventaja que podría evitarnos algún rato en la fila. Eso si, su precio debe de ser bastante alto así que no os hagáis ilusiones a corto plazo!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Me voy de viaje -

Más madera:

http://blogs.publico.es/dominiopublico/category/ignasi-guardans/

Gracias, Nacho!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres